¿Qué causa el mal aliento?

Índice de contenido
¿Cómo podemos evitar que el mal aliento arruine esos grandes momentos? ¿Qué causa el mal aliento? Te lo explicamos todo a continuación.

¿Pueden los malos hábitos provocar el mal aliento?

El mal aliento puede estar causado por muchos factores diferentes, y no todos ellos son fácilmente controlables. Sin embargo, los hábitos de higiene bucal son tanto una causa como una cura potencial para el mal aliento. Hábitos como no cepillarse, no usar el hilo dental o no enjuagarse con un colutorio son causas obvias del mal aliento, pero cosas simples como no beber suficiente agua o respirar por la boca también son causas potenciales del mal aliento. Puede ser difícil mantener nuestros hábitos bajo control, pero unos simples ajustes pueden mantener el mal aliento a raya.

¿Cómo afectan los alimentos al aliento?

La causa más común del mal aliento es la descomposición química de las partículas de comida sobrantes pegadas entre nuestros dientes. Las bacterias orales se comen estas partículas y luego excretan compuestos muy olorosos como el sulfuro de hidrógeno (que huele a huevos podridos), lo que hace que nuestro aliento se vuelva agrio. Afortunadamente, la solución también es sencilla: cepillarte los dientes dos veces al día, utilizar hilo dental a diario, usar un raspador de lengua para eliminar las bacterias sobrantes de la lengua y masticar chicle sin azúcar después de comer, si es posible.

mal aliento

El sellado apical del pilar es de una gran calidad gracias a la tecnología digital.

DALYDENT

¿Qué problemas de salud se asocian al mal aliento?

Aparte de los hábitos de higiene y alimentación, el mal aliento puede ser un síntoma de ciertos problemas de salud subyacentes. Es importante que hables con tu dentista si sigues teniendo mal aliento después de ajustar tu rutina normal de higiene bucal para que pueda diagnosticar cualquiera de los siguientes problemas:

Respiración bucal

La respiración bucal reseca la boca, lo que significa que no hay suficiente saliva para eliminar las partículas de comida y neutralizar los ácidos, por lo que es mucho más fácil que los malos olores persistan. Es difícil diagnosticar la respiración bucal a simple vista. Sin embargo, los dentistas pueden realizar varias pruebas, como la de retención de agua y la de sellado labial, para calibrar con precisión si alguien respira por la boca cuando debería hacerlo por la nariz. A continuación, pueden recomendar aparatos o técnicas para

mal aliento

Medicamentos

Los medicamentos suelen provocar sequedad de boca como efecto secundario, lo que conlleva los mismos problemas que la respiración bucal. Ciertos medicamentos o suplementos pueden ser descompuestos por el cuerpo y causar mal aliento por sí mismos, pero la sequedad bucal como efecto secundario es mucho más común. Si el problema persiste, debes hablar con tu dentista, que puede remitirte a tu médico para que te cambie la medicación, si es posible.

Enfermedades crónicas

Las enfermedades crónicas (incluso las que no tienen una relación evidente con el aliento), como el reflujo ácido, las enfermedades hepáticas o renales y la diabetes, pueden tener un efecto sorprendente en el olor del aliento.

El reflujo ácido puede dañar el esófago, e incluso los dientes, con el tiempo, provocando caries y daños bucales que pueden ir acompañados de malos olores. Del mismo modo, las afecciones hepáticas y renales pueden afectar a la forma en que el organismo descompone los alimentos, creando olores diferentes. La diabetes y la salud dental están relacionadas en este sentido, ya que la diabetes crea un exceso de glucosa en el cuerpo, especialmente en la saliva, proporcionando más alimento a las bacterias que crean malos olores.

Tener un resfriado o una infección de los senos nasales

Tener un resfriado o una infección de los senos nasales puede significar una gran cantidad de mucosidad maloliente que afecta a la forma en que huele el aliento. A medida que tu cuerpo responde a la enfermedad creando más mucosidad, esto crea una matriz para las bacterias que causan el mal olor y los trozos de comida que se atascan en la boca y la garganta, creando malos olores.

Caries no tratadas o enfermedad de las encías

Las caries no tratadas o las enfermedades de las encías tienden a ir de la mano de la halitosis. Esto se debe a que las mismas bacterias que causan el mal aliento también provocan caries y periodontitis.

A medida que estas bacterias se acumulan, el aliento puede ir empeorando. Las caries causan el mal aliento de esta manera, y de hecho, el mal aliento puede ser a menudo un síntoma que tu dentista detectará si algo va mal. Es importante acudir a las citas de revisión bianuales con un dentista para que pueda saber si el mal aliento está causado por una caries no tratada que puede empeorar con el tiempo.

¿Cómo puede causar la sequedad bucal mal aliento?

La sequedad bucal es una de las causas más simples y más ignoradas del mal aliento. Aunque muchos podrían pensar que la saliva es la que transporta las bacterias causantes del mal olor, es necesario un flujo adecuado de saliva para eliminar estas bacterias, así como las células muertas de la piel y los trozos de comida que se acumulan en la boca y causan olores. La sequedad bucal crónica, llamada xerostomía, es una afección que puede provocar otros problemas más graves, como caries o gingivitis.

En las clínicas Dalydentdentistas de confianza en Valmojado y Casarrubios del Monte, te ofrecemos asesoramiento gratuito, grandes profesionales y los mejores resultados. Si quieres más información puedes visitar nuestra web o solicitar cita sin compromiso.

.

Si necesitas contactar con tu Dentista en Casarrubios – Dalydent, puedes venir a visitarnos en la dirección: Calle Zarza, 29 45950 Casarrubios del Monte Toledo o llamar al 918 17 23 60.

¿Quieres empezar tu tratamiento?
Salud dental
Te podría interesar
Comparte con tus amigos
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en email
¿Necesitas ayuda?
Resolvemos tus dudas